ENSEÑAR A DISFRUTAR DE LAS PEQUEÑAS COSAS

Educar a nuestros hijos o sólo es a que aprendan a cumplir las normas sociales, también los padres somos responsables de fomentar una actitud positiva ante la vida para evitar posibles trastornos psicológicos en la edad adulta.

niños jugando

Desde la web de Rejuega nos ha encantado este artículo, porque siempre intento que mis hijos aprendan desde bien pequeños a disfrutar de esos pequeños momentos. Por mi profesión de psicóloga veo como muchos niños y adultos sienten que no ha habido momentos felices en sus vidas, no son capaces de disfrutar de los pequeños momentos porque prestan más atención a los momentos desagradables, y nadie les ha enseñado que a pesar de “lo dura que es la vida”, siempre se puede disfrutar unos minutos al día de actividades agradables. Mi trabajo entre otras cosas consiste en hacerles ver que han existido momentos agradables pero que no los han reconocido como tales.

Creo que aunque haya niños que tienen una aptitud innata de valorar estas pequeñas cosas, es una aptitud que se puede aprender con la práctica y la propuesta de Rejuega me ha parecido muy idónea para esta cuestión.

Plantea que toda la familia se sienten juntos e intenten ver que actividades han hecho durante el verano, ofrece una lista que se puede imprimir gratuitamente con algunas actividades para las familias que les cueste más elaborar una lista propia.

Si vemos que hemos realizado pocas actividades de la lista, nos podemos replantear en qué utilizamos el tiempo de ocio con nuestros hijos, aunque parezca que se entretienen solos, que quieren estar con sus amigos de la urbanización, que se divierten más con los abuelos… necesitan sentir que sus padres quieren compartir una parte de su tiempo con ellos, jugando a lo que ellos elijan si es posible. Al analizar esta lista, los niños son conscientes que han compartido eses tiempo y aunque recuerden que han habido momentos de aburrimiento como suele ser el tiempo de siesta, también han habido momentos muy divertidos jugando con sus triciclos, con sus juguetes en la playa…

Desde El País de los Juguetes, proponemos siguiendo con nuestro artículo acerca de empezar a plantear qué cosos funcionaron y no funcionaron el curso pasado y qué vamos a hacer este año, podemos añadir a las reuniones familiares un listado de cosas que queramos hacer.

Recomiendo empezar las reuniones familiares cuando tengan unos tres años. Al principio las reuniones serán un poco complicadas si los niños son pequeños, no pueden durar más de 15 minutos y muchos niños interrumpirán cuando hablemos, se levantarán de las sillas, etc, pero poco a poco aprenderán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>